.

El nuevo monstruo: cuando el ejercicio ciudadano pierde sentido

El nuevo monstruo: cuando el ejercicio ciudadano pierde sentido Nicolás Bull Río

En Desarrollo y Libertad[1], Amartya Sen describe tres dimensiones por las cuales la democracia es importante: primero, porque la expresión del razonamiento público tiene un valor intrínseco ya que da a las personas la capacidad de participar en el debate público[2]; tiene además un valor instrumental ya que ayuda a las personas a transmitir sus necesidades y defender sus libertades de forma más eficiente que otros sistemas; y, tal vez más importante, porque permite a las personas sentirse parte de la construcción de los valores sociales, las normas y las políticas públicas.[3]

 




Desde este enfoque teórico, la democracia es justificable moralmente, pero entonces, ¿por qué se percibe una creciente insatisfacción en ella?

 


Según Adam Przeworski, teórico de la democracia y la economía política, la democracia puede convertirse en un nuevo monstruo en la medida que el ejercicio efectivo de la ciudadanía pierde su razón de ser. Dos factores pueden deteriorar el sentido del ejercicio ciudadano: los Estados son débiles, por lo que prevalecen esferas autónomas de poder arbitrario, es decir, existe violencia privada; o bien, porque las organizaciones públicas están cooptadas por intereses particulares.

En Chile, uno de los países con mejor calidad de vida de América Latina[4], existe una creciente insatisfacción con las instituciones democráticas. Según la encuesta que realizó la Universidad Diego Portales en conjunto con CADEM[5], el nivel de satisfacción con la democracia en los años 2010, 2013 y 2015 ha ido deteriorándose progresivamente:


 CADEM 2016


Un deterioro de la confianza en las instituciones se traduce en una mayor abstención electoral. En 2010 Chile era el segundo país con menor abstención electoral de América Latina (13%), en sólo 5 años pasó a ser el país con mayor abstención (58%).[6]


 Infobae Nicolas Bull


El caso chileno, bajo el enfoque de Przeworski,  podría estar correlacionado con el aumento de percepción de que las instituciones están cooptadas por intereses particulares. De 2012 a 2015 Chile disminuyó su calificación, en términos de medición del Índice de Percepción de Corrupción de Transparencia Internacional, luego de tener 72 de 100 puntos, pasó a 66 (siendo 100 una calificación perfecta).[7] Durante esos años existieron casos mediáticos de corrupción que son familiares para muchos chilenos: el caso Penta (año 2013), caso de la Sociedad Química y Minera de Chile “SQM” (año 2014).

 


La pérdida de confianza y la creciente abstención parecen no ser algo exclusivo del caso chileno. La corrupción y la falta de capacidad para cumplir promesas genera decepción e insatisfacción. ¿Cómo salir de esta dinámica?

 


Para empezar, considero que debemos de reconocer la incapacidad de los gobiernos para corregirse a sí mismos a través de procesos y cambios electorales.

 


Es posible que la cura contra el descontento con la democracia esté en repensar qué responsabilidades pueden asumir los ciudadanos comunes. Tal vez en la medida en que los ciudadanos tomen las riendas de los retos sociales más apremiantes tendremos menos cosas que pedir y esperar de los gobiernos.

 

 

Por Nicolás Bull Río

Coordinador Círculo Alumni FPP, Chile

 

 

*Ensayo escrito en el marco de la Escuela de Verano de Libertad y Desarrollo realizada en Guanajuato, México en julio de 2017.


 
____________________________________________________

[1] Sen, A., & Rabasco, E. (2000). Desarrollo y libertad. México: Planeta.

[2] Para Sen, el debate público es una forma de interacción entre los individuos que, más que la simple participación en los procesos electorales, ayuda a formar conceptos y resolver conflictos mediante el diálogo.

[3] Elementos a los que Amartya Sen aglomera en el concepto de tejido social.  

[4] El tercer país en el Índice de Desarrollo Humano del Plan de Desarrollo de las Naciones Unidas. Datos consultables en: http://hdr.undp.org/en/countries Accedido en julio de 2017.

[5] CADEM es considerada la principal empresa de investigación opinión pública y de mercado de Chile www.cadem.cl

[6]Infobae con datos del International Institute for Democracy and Electoral Assistance. Datos consultables en: http://www.infobae.com/2015/05/15/1728987-los-10-paises-del-mundo-los-que-menos-gente-va-votar/

[7] Datos consultables en: https://www.transparency.org/news/feature/corruption_perceptions_index_2016 Accedido en julio de 2017.

Legal

Copyright 2013 - Fundación Friedrich Naumann para la Libertad

Contacto

Fundación Friedrich Naumann para la Libertad

Oficina Regional para América Latina
Cerrada de la Cerca 82
Col. San Ángel Inn
01060 México, D.F.
Tel.: +52 55 5550 1039; 5616 3325
Fax: +52 55 5550 6223