.
Enfermería Quirurgica

Enfermería Quirurgica

Debido a esto jamás quise tener ninguna pareja por el inconveniente obvio que tenía, lo que me marco con fuerza en mi vida, siempre y en todo momento les mentí a mis amigos que aunque es cierto estaba con una otra mujer mas sin pasar pero haya. Fimosis cicatricial cancelar no retraíble: aquella en que la piel que rodea el agujero prepucial está indurada engrosada, frecuentemente por balanopostitis anteriores. Fimosis anular: aquellos casos que no puedan incluirse en ninguno de los dos conjuntos anteriores, estando el prepucio estrechado en mayor menor medida y por alguna circunstancia existan complicaciones fracaso para la retracción.

Tal y como hemos comentado anteriormente la fimosis se define como la incapacidad para retraer el prepucio tras el atravieso balano prepucial del glande, de manera pasiva activa a lo largo de la erección. Otra forma de clasificar la fimosis en adultos y a cualquier edad, es conforme su origen etiología de forma que podemos encontrar fimosis de origen congénito y fimosis en adultos imagenes adquiridas a lo largo del desarrollo, de forma que podemos acotar a la fimosis adquirida como aquella que se presenta en un paciente que anteriormente no sufría este inconveniente.

Fimosis anular: son el resto de casos de fimosis, que no encajan ni en un caso ni en el otro de los anteriores. Sin embargo, también se manejan otras posibles causas como por ejemplo acciones poco apropiadas como retraer por fuerza el prepucio de los bebés ya que aún no lo tienen despegado y pueden causarle lesiones que provoquen una fimosis posterior en un pequeño que no debía tenerla. En adultos también puede aparecer una fimosis tardía por balanopostitis crónicas, consecuencias de la diabetes, traumatismos sobre el pene.

En la antigüedad se observó que el cáncer de pene se daba en mayor medida en los no circuncidados, que tenían la mayoría del tiempo el pene cubierto y que además de esto no seguían una higiene escrupulosa. Otras veces es en las primeras relaciones sexuales en las que se dan cuenta del problema. De forma que se considera que la incidencia de fimosis es del 8 por ciento en pequeños de seis a siete años y en torno al 1 por ciento a los dieciseis-dieciocho años de edad.

La fimosis a la que hacemos mención líneas arriba no debe ser motivo de preocupación mayor en los primeros años de vida de los pequeños, pues es una condición normal llamada fimosis fisiológica por los médicos; esto es los pequeños vienen al planeta de esta manera, con la piel cubriendo el balano. Así como lo lee, son dañinos pues pueden transformar una fimosis fisiológica en una enfermedad, una nosología. Cuando la fimosis está acompañada de signos de infección como dolor, ardor, rubor (enrojecimiento), disturbios miccionales, secreciones uretrales de la piel, lesiones de la piel, lasceraciones, descamaciones, y muchos etecés; es que hablamos de una fimosis patológica.

Hasta hoy persisten las diferencias sobre la conducta a seguir tanto en un recién nacido, como en los casos que presentan complicaciones y en especial en lo referente a la circuncisión como solución terminante. Fimosis fisiológica ó prepucio no retráctil: todo prepucio, independientemente del grado de retracción de adherencias balanopostales, que no tenga las peculiaridades físicas descritas en la Fimosis patológica. Se ha demostrado que 1 de cada quinientos personas operadas de fimosis acostumbran a tener problemas secundarios graves.

Por tanto, no son pocos los médicos que afirman que los casos reales de fimosis patológica están exageradamente diagnosticados, al fallar los doctores a la hora de distinguir entre un desarrollo fimótico no conflictivo y uno en el que hay presente una fimosis problemática. Otras síntomas que señalan fimosis en adultos son la inflamación el desgarro del tejido prepucial.

Fimosis secundaria adquirida también tiene varias causas possibe: que más de manera frecuente se debe a una historia de la carencia de higiene, balanopostitis crónica, pero la retracción forzada de una fimosis primaria asimismo es posible. A veces se quejan de la fimosis y se debería visitar al médico sólo cuando hay dolor una descarga olorosa. Should you loved this short article and you would want to receive more details concerning fimosis femenina wikipedia; please click the next website page, assure visit our page. Fimosis congénita se debe dejar solos: se aconseja sólo la limpieza habitual sin retracción contundente. La higiene adecuada prepucio Asimismo se sugiere que los pacientes con fimosis adquirida. En algunos casos se aconseja la circuncisión, que se realiza cuando la inflamación desaparece.


Hipospadias y epispadias se tratan de unos defectos innatos que afectan el aparato genitourinario: son unas malformaciones del atravieso y el conducto uretral que pueden entregar sitio a agujeros de desembocadura situados en lugares anormales, bien en la superficie ventral (hipospadias), bien en la superficie dorsal-cara lateral del pene (epispadias), aunque posiblemente la uretra este abierta a lo largo de todo el pene, en vez de estar en la punta.

Legal

Copyright 2013 - Fundación Friedrich Naumann para la Libertad

Contacto

Fundación Friedrich Naumann para la Libertad

Oficina Regional para América Latina
Cerrada de la Cerca 82
Col. San Ángel Inn
01060 México, D.F.
Tel.: +52 55 5550 1039; 5616 3325
Fax: +52 55 5550 6223

 

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.